rEVOLUCIONES

Una revolución es un movimiento evolutivo en constante cambio, mejoras, avances, erores, remiendos, pero siempre en movimiento.
Hace pocos días un amigo me decía ser revolucionario, a modo de broma. Mi respuesta fue simple, que no estaba mal serlo, solo que si así era, su lugar no era este.
Vivimos parados en el tiempo, sin cambios sociales, solo regresiones económicas. Sólo se respira un ambiente revolucionario en las excusas dadas por altos dignatarios del Gobierno. Las revoluciones son cosas de colas, sin importar de que sea, ni donde sea.
Seguimos siendo cerrados de mente, y cada día que pasa nos cerramos más al mundo. Nos cerramos como país, como entes individuales nos abrimos de patas sin pensarlo dos veces.
Bloqueamos cualquier desarrollo individual, cualquier buena idea, bloqueamos a nuestros compañeros de trabajo por tener un mejor desenvolvimiento. Vivimos de mentiras e ilusiones paganas. Vivimos en el ayer, y algunos en el mañana, pero nadie se atreve a vivir ni cuestionar el presente.
Somos un pueblo unido y temeroso, resistente a los cambios, y que prefiere mantenerse en el anonimato que ser tildado de disidente. Toda revolución necesita de disidencia, de lo contrario caeríamos en un interminable ciclo. De grandes crisis nacen grandes ideas.
No llamo a la guerra ni a la rebelión, llamo a tener voz y salir de la carrera de ratas.
Alguien dijo una vez, “una sola pulga no podrá parar un tren, pero si podrá llenar de ronchas al maquinista”.
Es un llamado a los verdaderos revolucionarios, que salgan de sus cuevas y recuperen la voz.

desde adentro, a mi querida Patria y a quien la vive.

3 Comments

  1. r8bins3n   •  

    …las cosas tienen que cambiar, se escucha todo el tiempo… pero hablar de cambio hoy y aqui te hace reaccionario y no revolucionario. Sospecho que tienen los adjetivos trocados.

  2. CUBANITO   •  

    A nuestra querida patria…….a quien la vive y a quien la vivió y que por todas esas cosas se fue………

  3. TheBlueCrusader   •  

    Apoyo la moción. La fuente de cambio es la contradicción y no lo digo yo. El mismo marxismo lleva dentro la dialéctica de Hegel, de la que se deduce que el desarrollo se obtiene a partir de la aniquilación de opuestos. La unidad absoluta es inversamente proporcional a la revolución.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *